Podríamos describir al chipá guazú como una torta o pastel de choclo cocinado al horno. Su receta y modo de preparación es de características muy similares a la sopa paraguaya -aunque con choclo fresco licuado en lugar de harina de maíz-, ya que también lleva queso fresco o queso Paraguay. En su versión más simple también lleva huevos, sal fina y leche. Al ser una comida descendiente del legado de jesuitas y guaraníes en la región, es también muy popular el la región noreste de la Argentina (Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes y Entre Ríos) y en algunos sitios del sur de Brasil.
Hasta aquí podríamos decir que todo marchaba relativamente bien, hasta que en un programa televisivo de Buenos Aires -emitido por la TV Pública-, llamado “Cocineros Argentinos”, el cocinero Juan Ferrara presentó un plato “de su creación” llamado “choclotorta”.

La cuestión es que este plato “novedoso” constaba de los mismos ingredientes -con algunas mínimas variaciones- y mismo método de preparación que el viejo y querido chipá guazú. Al advertir lo que había ocurrido en esta transmisión televisiva argentina, miles de ciudadanos paraguayos se volcaron a las distintas redes sociales a manifestar su enojo, disgusto y bronca. Cientos de chistes, bromas y memes inundaron la red con manifestaciones de desagrado frente a tal provocación. Es que el cocinero y los demás conductores del programa destacaban la originalidad de la creación sin hacer mínima mención a la pertenencia del mismo a la cultura guaraní. 

Tal fue la repercusión que causó del otro lado de la frontera, que el cocinero en cuestión se vio en la necesidad de salir a hacer una aclaración a través de su cuenta de Facebook: “Debido a muchos comentarios sobre la preparación que hice en el día de ayer. Aclaró [sic] lo siguiente: 1) tengo un profundo respeto por Paraguay y toda su Gastronomia. Hice muchas veces Chipa guazú y he nombrado el origen de la receta. Me hago cargo del error de hacer una receta y ponerle otro nombre. A todos los que se sintieron afectados les pido perdón. Acepto todas la críticas siempre con respeto por el otro. Abrazo grande”.

El enojo venía precedido por otras acusaciones plagio, ya que en el mismo programa, unas semanas antes, habían hecho unas empanadas de mandioca de forma muy parecida al reconocido pastel mandi’o. Hasta el mismísimo ex futbolista paraguayo José Luis Félix Chilavert se expresó en su cuenta de Twitter sobre este tema: “La comida Py [sic]  es muy rica y es historia pura Pya, [sic] nadie nos puede robar, pueden copiar pero no es lo mismo, lo nuestro es el nro 1 [sic]”.

El chipa guazú -en guaraní se escribe chipa guasu- es herencia del intercambio de costumbres y tradiciones que ocurrió entre los indígenas guaraníes y los misioneros jesuitas enviados a la zona para evangelizar la población que allí habitaba. Su nombre proviene de dos palabras en el idioma guaraní -idioma oficial de la República de Paraguay junto con el castellano- que significa “torta de maíz grande”. Chipa se utiliza para mencionar a aquel conjunto alimentos -tortas, pasteles o bizcochos- preparados a base de harina de maíz o almidón de mandioca y guasú significa grande.
El chipá guazú es una de las más de 70 variedades de chipa que existen y sin lugar a dudas se ubica entre las más populares y consumidas. Mientras tanto, en Argentina, el programa televisivo “Cocineros Argentinos” se sigue emitiendo con gran éxito, aunque a partir de esta receta tan controvertida y llamativamente parecida al chipá guazú deberán estar chequeando de forma más rigurosa la originalidad de sus nuevas presentaciones.