Historia

Las misiones jesuíticas guaraníes y las reducciones franciscanas marcaron un antes y un después en muchos aspectos, y la gastronomía es uno de ellos.

Los guaraníes fueron usados al antojo de los evangelizadores y colonizadores del viejo continente, y en medio de esta colonización se tienen registros de que a los europeos les pareció interesante las comidas que consumían los habitantes de lo que hoy es Paraguay, Brasil y Argentina.

Según escritos antiguos de distintos viajeros, las comidas más destacadas de los pobladores originales contenían maíz, choclo y grasa animal; mezcla de la cual, se hacían panes y algunas tortas.

Ahora bien, con la llegada de los europeos la alimentación cambió un poco, ya que trajeron otros ingredientes con los que no contaban los nativos, como la carne de vacuno, queso y leche.

Elementos clave, que, al juntarse con los ingredientes americanos, como maíz, zapallo y mandioca, originaron varios de los platos más queridos para cada nación. Como la chipa, y posteriormente la chipa guazú.

Otros datos de interés

Traducido al español como «torta grande de maíz» recibe como otro de sus nombres, el «pastel de choclo». Considerándose como un patrimonio gastronómico de Paraguay.

Al consumir este plato con moderación y sin exceso le estamos dando una buena noticia al cuerpo, pues no solo es ideal para personas que no pueden consumir gluten, sino que cuenta con alto nivel en fibra, magnesio y vitaminas B1, B3 Y B9.