¿Cuál es el origen de este platillo?

Se sabe que los primeros acontecimientos en donde se hace mención a este platillo fueron en las épocas de las misiones jesuíticas guaraníes, caracterizada por un tiempo en donde fue evolucionando la cultura y la gastronomía del hoy actual área guaranítica.

Estas misiones que datan del siglo XVI y sucedieron hasta el siglo XVIII abarcaban las regiones de países de América. Es aquí en donde los registros históricos narran la existencia del platillo, ya que hacen mención a los guaraníes, que se dice cocinaban panes de mandioca y maíz, algo curioso y sorprendente en ese tiempo.

En las misiones jesuíticas guaraníes, la alimentación se caracterizaba por huevos, quesos y carne de res. Esta comida era importada de Europa, y se mezclaba con los alimentos locales, como el maíz, batata, la mandioca y el zapallo. Gracias a estas mezclas se pueden crear platillos deliciosos que se consumen hasta el día de hoy.

Entre estos alimentos se encuentra el mbejú, resultado de la fusión de alimentos europeos y americanos, que sería un éxito en la gastronomía actual de Paraguay, que sigue siendo preparando hasta el día de hoy.

Características

Este platillo es preparado a diario en cada zona de Paraguay, es comparado incluso con la sopa guaraní en número de preparaciones al año, y es que es un plato que narra los tiempos antiguos y el origen de lo que actualmente es el territorio guaraní.

Entre las recomendaciones más comunes de este platillo se encuentra el hecho de que el queso debe ser muy fresco; muchos lo funden antes de agregarlo a la mezcla, de esta forma el sabor impactará más, y es muy común acompañar este platillo con un buen café caliente y algo de pan.