¿Qué se sabe sobre su historia?

La chipa es parte de una gran herencia de alimentos que provienen de muchos años atrás. Hablamos de las famosas misiones jesuíticas guaraníes y las reducciones franciscanas, que marcaron un antes y un después en la cultura y gastronomía de lo que actualmente es Paraguay y el Noreste argentino.

En materia gastronómica se puede decir que ocurrió una mezcla, ya que los españoles trajeron diferentes alimentos del viejo continente, que para los guaraníes de la época se consideraban nuevos; como el queso, huevos, carne de res y otros más, mientras que los guaraníes cocinaban con alimentos locales como maíz, el zapallo, almidón y otros cultivos.

No se sabe con exactitud en qué momento se fusionaron los ingredientes para hacer lo que hoy se conoce como chipa, pero sin duda alguna fue un acierto histórico.

Características y datos

Este platillo, es uno de los más representativos de la cocina paraguaya. Y aunque no se sabe si es oriundo de este o Argentina, Paraguay lo tomó como platillo típico, mientras en Argentina se prepara informalmente.

Este manjar histórico se caracteriza por un plato a base de almidón de mandioca, mezclado con un queso semiduro, también se le agregan otros ingredientes dependiendo de la zona o el gusto de la persona que lo esté preparando.

El nombre “chipa” hace referencia a la chipa almidón y a las guarniciones de maíz y almidón que le fueron dando la forma a lo largo de los años hasta conformar el platillo que se consume hoy en día.

Este plato de más de 70 variantes nos narra una historia cada vez que se prepara, haciéndonos pensar en las misiones jesuitas guaraníes.

Es tanta su popularidad, que desde el 2015, Paraguay celebra el Día Nacional de la Chipa cada 9 de agosto.