Muchos paraguayos modernos son descendientes de la mezcla de españoles y guaraníes, y mantienen vivos aspectos de la cultura tradicional guaraní. Casi todo un país habla su idioma, esto se puede observar con el vocablo del postre Kivevé.

El kivevé, igualmente conocido como quibebé (escritura en español), es de origen guaraní. El nombre "kiveve" proviene del término guaranítico que designa un color rojizo. Debido a que el "andai", el ingrediente principal del postre, tiene un color naranja intenso, se le dio el nombre de "kiveve" (rojizo). De hecho, en la jerga popular, la palabra "kiveve" se usa para identificar a las personas pelirrojas.

El platillo "kiveve" es parte importante del arte culinario ancestral de Paraguay y es muy valorado. Por la naturaleza de sus ingredientes, el plato tiene un valor muy alto en calorías y proteínas.

Según estudiosos todos los platos gastronómicos paraguayos actualmente populares fueron establecidos por pequeños agricultores después de la Guerra del Paraguay durante la cual Paraguay luchó contra la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay) entre 1864 y 1870.

Los alimentos son muy altos en contenido calórico debido a una situación que se apoderó del país luego del conflicto. Después de la guerra, la comida era limitada y era difícil encontrar alimentos. Así que la cocina paraguaya contiene un alto contenido calórico y proteico para compensar la pérdida de varias comidas durante el día.