La caña paraguaya es una apreciada y tradicional bebida alcohólica, que se caracteriza por su fuerte sabor y potente aroma. Su prestigio se ha acrecentado con los años y hoy en día es exportado a varios países de Europa, como Francia, Bélgica, Alemania e Italia. Visto el potencial comercial que representa esta especie de ron, el Ministerio de Turismo de Paraguay, en conjunto con la reconocida empresa El Fortín S.A. impulsaron un programa de “Ruta de la Caña paraguaya”.El objetivo de esta idea es difundir la bebida a nivel nacional e internacional, además de impulsar el el turismo en la ciudad de Piribebuy -sede de la empresa e histórica ciudad paraguaya- y generar factores que propicien un crecimiento socioeconómico en la región.

La idea de esta experiencia fue tomada de un proyecto similar en México, donde se desarrolló desde hace algunos años “La Ruta del Tequila”, con un gran éxito. Funcionarios de la Secretaría de Turismo del gobierno paraguayo fueron enviados a México para evaluar el tema, aprender, hacer un convenio de desarrollo turístico y poder implementarlo en tierras guaraníes.

El circuito propuesto se ubica en la ciudad de Piribebuy, donde se encuentra la empresa El Fortín S.A. Allí se elabora el proceso completo de la caña paraguaya, además de ser el sitio donde están las plantaciones de la caña de azúcar, materia prima para su producción. 
El recorrido comienza en un museo llamado “Pedro Pablo Caballero”, donde se muestran objetos de la época de la colonia y de enorme valor histórico para la nación. Además pueden verse piezas históricas de la Guerra del Chaco y de la Guerra de la Triple Alianza, que denotan un invaluable patrimonio para la ciudad.

A continuación se hace una breve visita a la iglesia Santuario Dulce Nombre de Jesús, como muestra relevante de la presencia de los franciscanos en la región. Esta edificación es un lugar histórico que funcionó como fortín ante los ataques de Brasil, Argentina y Uruguay durante la Guerra de la Triple Alianza.
Seguidamente, pueden apreciarse los cultivos de la caña de azúcar, donde pueden verse las distintas técnicas, tipos y cuidado de los cultivos. Se puede escuchar una explicación -y también degustar- sobre la elaboración de otros productos obtenidos de la caña dulce, como el mosto, distintas tortas y dulces. Son alrededor de 1500 hectáreas, de donde se obtiene alrededor de 140 toneladas por hectárea. También posee un pequeño museo donde se ven las primeras herramientas que la familia fundadora utilizaban para producir.

Por último se llega al sector donde se ubica la planta industrial. Allí se puede ver una gran bodega, donde se explican los procesos químicos de la destilación de la caña y un bar donde el público asistente al recorrido puede comprar las distintas variedades de caña paraguaya. Se observa cómo se hace el añejado en las bodegas de cubas de incienso y roble y se muestra el método de recuperación de los barriles a través de la quema. En El Fortín S.A. trabajan 700 empleados y se produce un millón de litros de caña por mes.

Este trayecto se realiza en un corto tramo de la ruta Paraguarí-Peribebuy. La “Ruta de la caña paraguaya” es una interesante atracción turística para adentrarse en el conocimiento y la historia de una bebida que está creciendo fuertemente en el mercado internacional, además de conocer una zona de bellos entornos naturales con limpios arroyos, manantiales, cordilleras y bosques. Piribebuy, “ciudad heroica”, se ofrece como un destino que propone historia y patrimonios culturales, pero también impulsa a la “caña paraguaya” como una protagonista importante para el desarrollo del turismo y de su economía.