Características y variantes

Conocida también como «sopa paraguaya», es un alimento que ¡sorpresa, sorpresa! Es descrito como un bizcocho que se elabora a base de cebolla, harina de maíz y queso. El cual no solo en tradicional en Paraguay, sino que también se prepara mucho en Argentina.

Y por supuesto, al ser muy conocida, cuenta con alguna que otra variante, en la que destacan ingredientes como grasa de chancho, nata, leche, pollo, pimentón y ajo.

Historia del platillo

Se sabe que la gastronomía de Paraguay antes de la época colonial era muy extensa, y las tribus que residían en los vastos territorios de lo que hoy es Argentina, Uruguay y Paraguay lograban sobrevivir gracias a la caza de animales, pesca y cultivos que resguardaban de buena forma.

Pero, para comprender la historia a cabalidad, debemos ir atrás en el tiempo, y hacer una parada en la época colonial, pues es allí donde inició todo gracias a la llegada de los españoles al continente americano ?y al cargamento que traían consigo, entre el que destacaba el queso, leche, carne de vacuno y huevos?.

Dejando en claro que, si bien es cierto que las tribus ya contaban con una base sólida de alimentos bastante impresionantes, los elementos gastronómicos traídos por los colonizadores sin duda alguna les dieron un empujoncito.

Siendo así como un buen día, algún nativo decidiría mezclar huevos, queso y manteca de cerdo, con ingredientes locales; creando así la primera versión de la sopa guaraní, que con el tiempo fue evolucionando, pero se mantuvo como un pato típico de Paraguay, ?título que continúa ostentando hoy en día?.