Se utiliza como plato principal, como acompañamiento y a veces como desayuno.

Su origen es indígena proveniente del norte de Argentina y Paraguay.

El nombre “quivevé” en idioma guaraní significa anaranjado, es por eso que adaptaron este nombre para este platillo, por el color anaranjado que posee la calabaza.

Esta elaborada de andai que es un tipo de zapallo/calabaza como descripción, tiene una parte maciza y otra parte esférica que es donde están depositadas sus semillas, es bastante dulce y de cascara amarilla también tiene como ingredientes harina de maíz, queso y calabaza.

Es más, un plato para un almuerzo o cena, pero muchos lo sirven tibio en el desayuno ya que es un plato semi-dulce por el dulzor que contiene la calabaza y agregándole un poco de leche fría para asimilar un postre popular entre ellos que es la leche de calabaza (andai kambu).

No es más que calabaza, leche y edulcorante así que comúnmente lo utilizan para combatir el calor del verano.

El quivevé se prepara de la siguiente manera:

Se hierve la calabaza previamente pelada en un recipiente tapado, se pasa el andai por una licuadora o tamiz integrándole el azúcar, la leche y la harina de maíz vertiéndola en forma de lluvia, se revuelve hasta que este cocinada, finalmente se le agrega el queso desmenuzado.

Y listos para disfrutar un maravilloso quivevé