Vorí vorí paraguayo

El vorí vorí es una de las sopas más tradicionales y consumidas de la cocina paraguaya. Es un caldo preparado a base de gallina, pollo o res acompañado con bolitas de harina de maíz y queso. Su sabor es insuperable.

Sopas
8 Porciones

El vori vori es la sopa más tradicional de Paraguay, no falta en las cocinas paraguayas. Es un caldo guaraní reconocido por su gran valor nutritivo, es preparado con pollo o gallina, también con carne de res, y verduras. Se caracteriza por las bolitas de harina de maíz y queso que se le agregan y flotan en el caldo.

Este caldo se afianzó en la cultura culinaria paraguaya especialmente durante la posguerra de la Triple Alianza, conocida como la Guerra Grande, que enfrentó al Paraguay con Argentina, Uruguay y Brasil.

Los soldados extenuados necesitaban una dieta rica de proteína y calorías, nada como la sopa vori vori. En el interior de Paraguay el vori vori se prepara de diferentes formas y en algunos casos lo elaboran sellando los trozos de gallina y lo agregan al caldo con los demás ingredientes.

Según el chef historiador Vidal Yaguareté Dominguez el origen del Vori Vori remonta a la época de Jesús Cristo, cuando en un pequeño pueblo de Medio Oriente se acostumbraba tomar un caldo de gallina con bolitas de matzá, que es un pan ácimo tradicional de la población judía, elaborado con harina y agua. Desde el Medio Oriente este platillo llega a la península ibérica y luego con la conquista de América los conquistadores españoles trajeron al Nuevo Mundo los famosos caldos elaborados con verduras, morcillas y pollo.
De ahí la fusión culinaria de nuestros nativos guaraníes con la gastronomía árabe-española. En la elaboración del vori vori los guaraníes sustituyeron las bolitas de matzá por las bolitas de harina de maíz y agregando las verduras autóctonas como el zapallo, el tomate y el condimento especial: el comino.

Existe otra versión sobre el origen del vori vori. En el siglo XX a Paraguay llegaron judíos provenientes de Polonia y Ucrania y como consecuencia de la persecución de los judíos en Alemania, aumentó la inmigración judía y las tradiciones paraguayas de nuestros guaraníes se mezclaron con la judía, una manifestación de ello es la sopa vori vori, inspirada en la sopa sefardí Askenazie laborada con verduras y con bolitas de matzá.

Existen diferentes formas para preparar este ancestral platillo paraguayo, varían un poco los ingredientes, y aquí presentamos dos formas para elaborar esta sopa, se puede agregar al caldo zanahorias y papas; además en lugar de pollo, se puede remplazar por gallina o por carne de res, y también resultaría exquisito si en la elaboración del caldo se emplea la carne de res y la de pollo o gallina.

Ingredientes

1 Pollo cortado en trozos

1 Locote rojo

2 Tomates

1 Cebolla

1 Cebolla de verdeo

2 tazas de Harina de maíz

150 gramos de Queso paraguay

1 cuchara de Orégano

2 ½ litros de Agua

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : En una cacerola, se coloca el agua y se lleva a hervir junto con el pollo cortado en trozos.

Paso 2 : Luego se agregan las cebollas, tomates y locotes picados en cuadritos, sal, pimienta, orégano y perejil picadito.

Paso 3 : Se deja hervir por 35 minutos.

Paso 4 : En un bol, se coloca la harina de maíz con el queso desmenuzado y se amasa con un poco del caldo.

Paso 5 : Se forman bolitas pequeñas.

Paso 6 : Cuando el caldo ha estado cociendo unos 25 minutos, se incorporan las bolitas y se dejan cocinar por unos 10 minutos más.

Paso 7 : Se rectifica la sazón y se retira del fuego.

Paso 8 : Finalmente, se sirve bien caliente, decorada con cebollitas de verdeo picaditas.